¿Qué son las cargas familiares en los divorcios?

Las cargas familiares Son gastos y deudas contraídas durante el matrimonio para el mantenimiento de la familia, difieren de las obligaciones, que la sociedad de gananciales tenga, un caso típico es la hipoteca, que no es una carga familiar, sino que suele ser una deuda del matrimonio. Así, la pensión alimenticia son los gastos básicos, la alimentación, habitación, estudios, formación… (art 142 ss Cc). Por su parte las cargas familiares se dirigen al sostenimiento material de la familia (pe, préstamos, hipoteca…)

 El término “cargas” corresponde a la esfera interna de la unión o matrimonio siendo gastos que debe soportar la sociedad de gananciales, sea porque atienden al sostenimiento de las cargas de la familia, o porque tienen su origen en acciones que repercuten en el aumento y preservación del patrimonio común. Se recogen en el Código Civil (artículos 1362, 1363, 1366 y 1371 del Código Civil. Se trata de una responsabilidad definitiva.

Las “obligaciones” se equiparan a la responsabilidad, y conciernen a la esfera externa. Los excónyuges, se relacionan con terceros dentro del tráfico jurídico por diversos motivos (atender cargas, por ejemplo), y adquieren deudas con ellos. Estos terceros deben tener las pautas claras de cara a los bienes que quedarían sujetos a responsabilidad, los artículos 1365 a 1373 del CC (excepto el 1371) determinan unas normas que supeditan los bienes del matrimonio por determinadas deuda.

Puede suceder que en relación con los acreedores, se haya respondido con bienes de naturaleza ganancial, por admitirlo el Código Civil, y que no se trate de un gasto que deba soportar la sociedad conyugal porque no sea para cubrir sus propias necesidades, en cuyo caso surgiría un derecho de reembolso (artículo 1364 del Código Civil) a favor de la sociedad de gananciales contra el cónyuge deudor, y al revés también, si estamos ante una carga de la sociedad de gananciales, contra la que surgiría un derecho de crédito a favor del cónyuge cuyos bienes privativos hubiesen sido agredidos por el acreedor

Las cargas del matrimonio son aquellos gastos que han sido contraídos durante el matrimonio para el mantenimiento de la familia y que deben ser abonados por los cónyuges, por eso, finalizado el matrimonio o unión pueden aparecer desacuerdos sobre el pago de esos gastos. un caso típico es la hipoteca, que no es una carga familiar, sino que suele ser una deuda del matrimonio, a ella nos referimos más abajo.

Así, las partes pueden pedir al juez que se pronuncie sobre las cargas familiares antes de la demanda de separación o divorcio, o durante la interposición de esta. Es aconsejable antes, dialogar en un proceso de mediación para determinar a quien le corresponderá el pago de estas cargas antes de iniciar cualquier proceso judicial, ya que las partes son quienes controlan verdaderamente la economía de la familia.

En resumen, las cargas son gastos y deudas contraídas durante el matrimonio para el mantenimiento de la familia, y son distintas a las obligaciones que la sociedad de gananciales tenga, 

Según la jurisprudencia las cargas del matrimonio están formadas por:

• Obligaciones alimenticias entre cónyuges y de los hijos.

• Gastos del domicilio familiar.

• Gastos derivados de la titularidad de la vivienda.

• Las litis expensas, es decir, los gastos o costas causados, o que se causarán, en el pleito.

A efectos prácticos, las cargas matrimoniales suponen que, instado el procedimiento judicial de separación o divorcio, si el régimen económico del matrimonio es el de gananciales, serán pagadas al 50%, y si se encuentran en régimen de separación de bienes, si no existe convenio, los cónyuges las asumirán según sus recursos económicos en la proporción que establezca el Juez. Así, desde que el Juez determina que son cargas matrimoniales, devendrán un título ejecutivo que se podrá hacer valer en caso de impago.

Estas cargas son:

  1. Las obligaciones que existen para los cónyuges durante el tiempo que está vigente el matrimonio y que, una vez disuelto el mismo, será obligación de ambos contribuir a su mantenimiento.
  2. Los gastos que se originan como consecuencia del sostenimiento de la familia y cita textualmente la Sentencia del Tribunal Supremo de 31 de mayo de 2006: “La noción de cargas del matrimonio debe identificarse con la de sostenimiento de la familia”.
  3. Las obligaciones contraídas por ambos cónyuges durante su unión frente a terceros. 

Ejemplos de cargas del matrimonio 

  • Los gastos de Comunidad
  • El IBI
  • El seguro de la casa
  • La tasa de tratamiento de residuos sólidos
  • Etc

Ejemplos de obligaciones

Pensión alimenticia (recogida en los artículos 142 y ss del Cc) que engloba

  • Gastos básicos
  • Alimentación
  • Habitación
  • Estudios, formación
  • Etc

En IurisMed sabemos lo complicado que resulta para las personas que formaron un matrimonio, delimitar las cargas de este una vez finalizada la unión, por todos es conocido la picaresca de alguna de las partes de intentar colar cosas que no proceden dentro de la pensión alimentaria, por ejemplo, la bendita hipoteca, o quizá por desconocimiento se intenta estirar del chicle de la hipoteca y de la vivienda familiar (ver entrada).

Ante la pregunta de si el pago de la hipoteca de la vivienda puede considerarse como una carga del matrimonio, como hemos mencionado hace unas líneas, y sobre el controvertido tema de la hipoteca, el Tribunal supremo se pronunció al respecto en su Sentencia de 28 de marzo de 2011, indicando que la hipoteca no es una carga familiar, sino una deuda de la sociedad de gananciales. Puede descargarse la sentencia en PDF al pie de este artículo.