Mediador Penal Madrid y Barcelona

Mediación penal

Con esta mediación se hace posible que la víctima de una delito sea escuchada y resarcida de los perjuicios que haya podido sufrir, y que el imputado repare el daño causado por su acción delictiva, asuma las consecuencias de este y también sus responsabilidades. Por estos motivos, creemos que es de gran importancia que dé el paso para participar en este proceso y le invitamos a que siga leyendo para aclarar cualquier duda sobre la misma.

Como regla general, esta mediación puede practicarse en todos los delitos en los que existan dos partes identificables, excepto en aquellos en los que exista desigualdad entre ellas (como por ejemplo la violencia de género, caso no mediable según la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género) Así, se les devuelve una cierta disponibilidad sobre el proceso del que son partes, responsabilizando al infractor y reparando el daño personal y social que la víctima haya podido sufrir como consecuencia del delito cometido contra ella. 

Los mediadores penales de Iurismed recomendamos esta mediación cuando:

  • La relación que mantienen las partes se haya degenerado, a causa por ejemplo de múltiples denuncias entre ellas, de una a otra o cruzadas
  • En delitos contra la propiedad
  • Algunos delitos de lesiones y amenazas 
  • En delitos de injurias y calumnias
  • En aquellos contra la Seguridad vial que conlleven como consecuencia una conducta tipificada en el código penal, no susceptible entonces de ser objeto de mediación en accidentes de tráfico que causen solo responsabilidad civil y de daños 
  • En delitos contra los derechos y deberes familiares, etc…

Debe saber que los puntales de esta mediación son: que haya una víctima identificada y que participe voluntariamente en el proceso de mediación, que el

Silvia Mediadora
Silvia Ruíz Mediadora

delincuente acepte su responsabilidad y participe asimismo de forma voluntaria

Como víctima tiene derecho a conocer el motivo que llevo al infractor a actuar como lo hizo en un entorno seguro, dialogando con él y siendo resarcido del posible daño que el delito le haya podido ocasionar. 

El infractor, por su parte, tendrá la oportunidad de pedir disculpas a su víctima y de comprender el alcance de sus hechos, así como de explicarse y reparar el daño que causó, Ambos podrán alcanzar un acuerdo que repare el daño ocasionado reconduciendo la situación hacia la reinserción.

En definitiva, la mediación persigue, dentro del proceso penal, la protección de la víctima, el dialogo y con el equilibrio social, que los interesados se encuentren y que puedan manifestar sus necesidades. No se deja de juzgar el delito cometido por parte de los tribunales, sino que se encamina a lograr también beneficios emocionales y sociales propios de la justicia restaurativa, entre los que destacamos que la víctima pueda cerrar su duelo respecto al delito sufrido, y que el infractor pueda sentir remordimientos, expresarlos y disculparse.

El Consejo General del Poder Judicial remarca que “En la mediación penal, víctima e infractor, a través de un proceso de diálogo y comunicación confidencial, conducido y dirigido por un mediador imparcial, se reconocen capacidad para participar en la resolución del conflicto derivado del delito.”  

 


 

Contactar

¿Alguna Pregunta? Contacta ahora sin compromiso.

email:

info@iurismediacion.com

Llámanos o Chatea

+34 722846959 click para Chatear

Visítanos

Carrer de la Constitució 82 08014 Barcelona Cataluña

    Visítanos