Mediación entre La Maquinista y el Ayuntamiento de Barcelona

El caso de “La Maquinista”, mediación- intrajudicial en la jurisdicción contencioso-administrativa como plan piloto de mediación contencioso-administrativa en Barcelona

Fuente: https://www.ejeprime.com/comercial/el-ayuntamiento-de-barcelona-y-urw-desbloquean-la-ampliacion-de-la-maquinista.html

El urbanismo es de responsabilidad pública, en caso de conflicto enfrenta a la Administración Pública y a sujetos privados. El mediador y arquitecto, Pere Gonzáles Nebreda medió entre e URW (empresa propietaria del complejo comercial la Maquinista) y el Ayuntamiento de Barcelona.

Por parte de URW se seguía un modelo de negocio que era incompatible con la posición inicial del Ayuntamiento de Barcelona, que perseguía un modelo de ciudad diferente con el proyecto de un parque lineal con más zonas verdes y menos edificios, además, pretendía también conseguir un mayor acceso a la zona mediante transporte público antes que la empresa interesada el aumento de parking subterráneo de la zona comercial. La propietaria de la La Maquinista inició múltiples procedimientos con jueces diferentes, hasta que finalmente, una de ellos insto a las partes a practicar una mediación intra-judicial.

Las partes se formaban por 4 o 5 personas buscando la equidad (responsables políticos, abogados, arquitectes…) y se incorporaron también técnicos, necesarios en este proceso.

El mediador (una sola persona para todo este enjambrado comercial y político), Pere, explicaba que se tenían que identificar los intereses de ambas partes, llegar a pequeños pre-acuerdos aparcando al principio los no-acuerdos. El acuerdo se alcanzó aproximadamente en un año, y en elaborarlo, por su complejidad urbanística otros 12 meses, aunque antes de la aparición de la mediación llevaban cuatro años en conflictos. Destacan aquí las figures de Janet Sanz (responsable de urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona) y de Marilyne Mesiano, directora de la empresa propietaria.

Los pasos y claves a tener en cuenta para que esta mediación fuera un éxito, explicados por el propio mediador en una sesión del CEJFE fueron:

Las partes debían pasar de posiciones a intereses por el camino de la racionalidad, y con ellos el mediador poseer una neutralidad exquisita, escuchar y entender y explorar los intereses.

Para ello debía transitarse el terreno de la racionalidad, monetizar el conflicto en sesiones privadas y considerar el tiempo en las distintas opciones del conflicto, recalcularlo todo. Así a parecieron los primeros pre-acuerdos, sólo había que hacerlos crecer.

Se hizo un listado de los puntos de vista en los que se coincidía, se dibujaron, se detallaron, se trabajaron uno a uno los puntos restantes, el mediador intervenía en los puntos tensos.

Se utilizaron las siguientes técnicas de negociación: teoría de juegos y árboles de decisión. La teoría de juegos es un área de la matemática aplicada que utiliza modelos para estudiar interacciones en estructuras formalizadas de incentivos (los llamados «juegos»). La teoría de juegos se ha convertido en una herramienta sumamente importante para la teoría económica y ha contribuido a comprender más adecuadamente la conducta humana frente a la toma de decisiones. Sus investigadores estudian las estrategias óptimas, así como el comportamiento previsto y observado de individuos en juegos. Tipos de interacción aparentemente distintos pueden presentar en realidad una estructura de incentivo similar y, por lo tanto, se puede representar mil veces conjuntamente un mismo juego. Los conflictos entre seres racionales que recelan uno del otro, o la pugna entre competidores que interactúan y se influyen mutuamente, que piensan y que, incluso, pueden ser capaces de traicionarse uno al otro, constituyen el campo de estudio de la teoría de juegos, la cual se basa en un análisis matemático riguroso pero que, sin embargo, surge de manera natural al observar y analizar un conflicto desde un punto de vista racional. Desde el enfoque de esta teoría, un «juego» es una situación conflictiva en la que priman intereses contrapuestos de individuos o instituciones, y en ese contexto una parte, al tomar una decisión, influye sobre la decisión que tomará la otra; así, el resultado del conflicto se determina a partir de todas las decisiones tomadas por todos los actuantes.

El árbol de decisión es un modelo de predicción utilizado en diversos ámbitos que van desde la inteligencia artificial hasta la Economía. Dado un conjunto de datos se fabrican diagramas de construcciones lógicas, muy similares a los sistemas de predicción basados en reglas, que sirven para representar y categorizar una serie de condiciones que ocurren de forma sucesiva, para la resolución de un problema.