Custodia exclusiva, régimen de estancias y comunicaciones.

Aunque es cierto que sigue predominando la custodia exclusiva materna, la tendencia es que los dos progenitores compartan la custodia de los hijos en común.

Para ostentar la custodia compartida de los hijos es necesario que se pueda cumplir por cada una de las partes. 

La custodia exclusiva puede conllevar una pensión compensatoria a causa de la mayor dedicación efectiva, y una vez establecida debe hacerse un régimen de estancias y comunicaciones, aunque debe tenerse en cuenta que los dos son padres custodios, aunque el padre por norma general sea el “visitador”. El régimen de estancias o visitas dependerá, si los padres están de acuerdo, de su voluntad, y de la de los niños si tienen más de 12 años o la madurez suficiente para decidir.

Desde Iurismed recordamos que los hijos no son un arma arrojadiza, por lo tanto, apostamos por un régimen de visitas amplio en beneficio del menor si no ha sido posible la custodia compartida, el progenitor debe garantizar que el menor tenga dos padres. Un ejemplo de régimen de visita amplio sería: visitas de fines de semana alternos, de viernes a lunes y un día entresemana (solamente la tarde o con pernocta hasta la entrada al día siguiente en el centro escolar), la mitad de las vacaciones, tanto de verano como de Navidad. La Semana Santa y la semana blanca, al ser cortas, pueden alternarse por años. Mediante el diálogo las partes pueden acordar el mejor régimen de visitas para sus hijos y ellos mismos.

Pensión de alimentos y pensión compensatoria 

Para calcular la pensión alimenticia, podemos acudir a las tablas contenidas en la página del Poder Judicial, donde también encontramos un programa para visualizar una estimación de la pensión alimenticia con unos campos a rellenar:

La cantidad que se obtenga no engloba los gatos de vivienda y educación.

Otra forma de hacer el cálculo sería directamente si no hay falta de datos, teniendo en cuenta factores como los ingresos netos, la hipoteca o alquiler, los gastos mensuales obligatorios (no los suministros), es muy importante que las partes pongan las cartas sobre la mesa para no dejar gastos fuera o para no incluir gastos indebidos. Mención a parte merecen los suministros en caso de que se considere que son gastos de los hijos, en cuyo caso deberían distribuirse entre los padres.

La pensión compensatoria se recoge en el artículo 97 del Código Civil, y se establece para recuperar el desequilibrio económico que la separación haya causado en una de las partes no para equiparar los patrimonios (pensemos por ejemplo en el caso de que una de las partes fuera un cazafortunas). Esta pensión no puede aumentarse, pero si reducirse o extinguirse si la parte afectada ha conseguido remontar su situación económica.

Adjuntamos documento “MEMORIA EXPLICATIVA DE LA ACTUALIZACIÓN DE LAS TABLAS ORIENTADORAS PARA LA DETERMINACIÓN DE LAS PENSIONES ALIMENTICIAS DE LOS HIJOS EN LOS PROCESOS DE FAMILIA ELABORADAS POR EL CONSEJO GENERAL DEL PODER JUDICIAL” que explica los baremos y criterios que ha elaborado el el Consejo General del Poder Judicial  con la colaboración del Instituto Nacional de Estadística, creando unas Tablas orientadoras para el cálculo de la pensión alimenticia para los hijos en los procesos de familia