Mediación en herencias y repartimiento de bienes

Cuando una persona fallece, el conjunto de sus bienes y deudas pasa a ser su herencia. Los herederos, quienes las reciben, pueden rechazarla o aceptarla.

La persona fallecida puede haber realizado testamento, en el que se designa quiénes son sus herederos y la repartición de los bienes. Pero también puede ocurrir que el testamento no establezca qué bienes van destinados a cada uno de los herederos, o que no exista testamento que designe los sucesores.

Así pues, pueden existir conflictos respecto de la repartición de la herencia, por lo que la mediación familiar puede ayudar a solucionar estos problemas de manera satisfactoria entre los herederos. La mediación ayuda al reparto de la herencia, la valoración de los bienes, las cantidades a repartir, etc., a través de acuerdos que satisfagan a todos.

En este PDF se puede descargar información sobre cómo será nuestra sesión informativa de la mediación familiar.